Skip to main content

4 vacunas para los adultos mayores

Profesional de la salud preparando una vacuna.

Cada año, miles de adultos mayores contraen enfermedades que se podrían haber prevenido con vacunas. Y las personas mayores a 65 años son 100 veces más propensas que los niños a morir de estas enfermedades evitables.

Estas son las cuatro vacunas más comúnmente recomendadas para los adultos mayores.

Gripe: necesaria todos los años, ya que los virus de la gripe evolucionan. La temporada de gripe llega a su pico en febrero y se extiende hasta mayo. Es recomendable ponerse la vacuna contra la gripe en otoño para una mayor protección. Existen muchos tipos de vacunas contra la gripe, incluyendo una llamada Fluzone de alta dosis. Fue creada específicamente para adultos mayores de 65 años. Las vacunas anuales contra la gripe están cubiertas por la Parte B de Medicare.

Neumonía: recomendada para las personas con afecciones crónicas, como asma, enfermedades cardíacas y diabetes. Por lo general, una sola vacuna será suficiente, pero si recibió su primera vacuna antes de los 65 años, quizás necesite una segunda. Está cubierta por la Parte B de Medicare.

Zóster: son dolorosas erupciones cutáneas con ampollas que se relacionan con la varicela. La vacuna de una sola aplicación decididamente se recomienda en todas las personas mayores de 60 años. Los planes de medicamentos recetados de la Parte D de Medicare la cubren, pero los importes de los copagos/coseguros varían.

Tdap (tétanos, difteria y tos ferina): el tétanos también es conocido como “trismo”. La tos ferina también se conoce como “tos convulsa”. La mayoría de las personas reciben las vacunas para estas enfermedades en la infancia. Las vacunas de refuerzo de TD (tétanos y difteria) son necesarias cada diez años. Están cubiertas por la mayoría de los planes de la Parte D de Medicare.

Para una correcta elección de las vacunas, es fundamental la recomendación de un médico. Las personas con algunas enfermedades deben evitar ciertas vacunas. Puede que algunas personas con otras enfermedades requieran dosis adicionales para que la vacuna surta efecto.

Para ayudarse en la búsqueda, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también cuentan con algunas herramientas útiles. Mantenerse informado y actualizado ayudará a garantizar un buen estado de salud para su ser querido.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE