Skip to main content

Alivie la artritis con ejercicios

Mancuernas en primer plano con las piernas de personas en una clase de ejercicios, borrosas en el fondo

Aumente la fuerza, la flexibilidad y el bienestar

Muchas personas que tienen artritis no quieren ejercitarse. Creen que esto hará que el dolor de las articulaciones empeore. De hecho, ocurre lo contrario. Ejercitarse con regularidad puede aliviar el dolor causado por la artritis y mejorar otros síntomas. Los ejercicios también son buenos para el resto del cuerpo, en especial el corazón y el cerebro, y pueden reducir el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, enfermedades cardíacas y osteoporosis.

Según el American College of Rheumatology, las personas que sufren artritis y se ejercitan con regularidad tienen menos dolor, más energía y mejor descanso.

Hay cuatro tipos de ejercicios que pueden ayudar a reducir el dolor y a que sus articulaciones se muevan y funcionen mejor. Estos ejercicios pueden mejorar el equilibrio y la coordinación, y ayudar a controlar el peso.

  1. Ejercicios de flexibilidad: reducen el riesgo de tener lesiones y pueden mejorar la postura. Ayudan a que las articulaciones y los músculos circundantes se muevan con facilidad. Algunos ejemplos son los ejercicios de amplitud de movimiento y estiramiento, como yoga y pilates.
  2. Ejercicios de estiramiento: los músculos más fuertes hacen un mejor trabajo para sostener a las articulaciones. Así, las articulaciones tienen menos presión, lo que significa menos dolor. Los ejercicios que usan la resistencia para trabajar los músculos aumentan la fuerza. La gravedad puede ofrecer resistencia (como en el caso de las flexiones de brazos o el levantamiento de peso), por lo que a menudo se llaman ejercicios de carga. El agua también puede servir como resistencia.
  3. Ejercicios aeróbicos: Estos ejercicios fortalecen el corazón, los pulmones y los músculos. También pueden ayudar a mejorar el humor y la calidad del sueño, y controlar el peso. Los ejercicios aeróbicos incluyen caminar, bailar, nadar, andar en bicicleta o ejercitarse con equipos como bicicletas fijas, cintas y elípticos. Cualquier actividad, como pasear al perro o incluso pasar la aspiradora, se puede intensificar para que sea aeróbica.
  4. Ejercicios de conciencia corporal: esta última forma de ejercicio funciona para mejorar la postura, el equilibrio, la coordinación y la relajación. El taichi y el yoga son ejemplos de los ejercicios que incorporan elementos de conciencia corporal.

La rutina de ejercicios adecuada para usted dependerá de su edad, su nivel de actividad y la gravedad de su artritis. Asegúrese de hablar con su médico para saber cómo ejercitarse de manera segura.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE