Skip to main content

Conozca sus medicamentos: Cinco preguntas para hacerle a su médico o farmacéutico

Un farmacéutico con una bata blanca sostiene un medicamento recetado preparado y empaquetado mientras explica cómo tomarlo de manera adecuada y segura. Solo se ven las manos del paciente y del farmacéutico.

Los medicamentos juegan un rol importante en la vida diaria de los estadounidenses mayores y quienes padecen afecciones crónicas. Cuatro de cada diez estadounidenses de 65 años o más toman cinco o más medicamentos regularmente.

Puede resultar muy difícil llevar un registro de tantos medicamentos. Los pacientes, a menudo, no los toman según lo indicado. Esto puede derivar en visitas al hospital e incluso en la muerte.

Es muy importante que tome sus medicamentos según las indicaciones. Para ayudarse a llevar un registro de sus medicamentos, le mostramos una lista de cosas para hacer y cinco preguntas para hacerle a su farmacéutico o a su médico de atención primaria. Trate de hacer estas cosas al menos una vez al año.

Qué hacer

  • Haga una lista completa de sus medicamentos. Incluya los nombres, las afecciones para las que los toma y las dosis. Puede hacerlo con su farmacéutico, su médico o su administrador de atención de VNSNY CHOICE. Para ayudarse a elaborar la lista, deberá llevar los medicamentos con usted cuando vaya a la farmacia o cuando visite a su médico de atención primaria. Lleve esta lista con usted a todas las citas médicas. De esta manera, todos sus médicos sabrán lo que ya está tomando.
  • Trate de surtir todas sus recetas en la misma farmacia. Así, el farmacéutico se puede asegurar de que un nuevo medicamento recetado no interactuará con sus medicamentos existentes. (Vea la pregunta 2 a continuación).
  • Deseche todos los medicamentos viejos o aquellos que el médico le haya indicado que deje de tomar. Hable con su farmacéutico para asegurarse de deshacerse de ellos de manera segura.
  • Infórmele a su médico si el medicamento le causa efectos secundarios. Si un medicamento nuevo le causa mareos o dolor de estómago, podría decidir dejar de tomarlo. El médico a menudo puede recetar un medicamento similar que funcione mejor.
  • Para evitar quedarse sin medicamentos que deben ser autorizados especialmente para el seguro, llame al consultorio de su médico cuando todavía le quede un resurtido. Si se queda sin medicamentos, pregúntele a su médico si puede obtener muestras. Así podrá seguir tomando el medicamento mientras espera el surtido de su nueva receta.

Qué preguntar

  1. ¿Para qué sirve este medicamento y cómo se supone que debo tomarlo?
    Con el tiempo, puede olvidarse del motivo por el que toma cierto medicamento. Pídale a su farmacéutico que le recuerde por qué está tomando el medicamento y cómo hacerlo. Algunos medicamentos deben tomarse con el estómago vacío y otros, con el estómago lleno. Los horarios pueden ser importantes también. Por ejemplo, “cada seis horas” significa exactamente eso. Quizás tenga que despertarse a la noche para cumplir con los horarios. No es lo mismo que “cuatro veces al día” durante las horas de vigilia.
  2. ¿Pueden estos medicamentos interactuar con otras cosas, como los alimentos?
    Algunos medicamentos pueden interactuar con otros. Esto significa que se combinan de maneras que pueden resultar perjudiciales. Por eso es importante que se asegure de que su farmacéutico sepa cuáles son todos los medicamentos que está tomando. Pregúntele al farmacéutico cuando agregue un nuevo medicamento. Los medicamentos pueden también interactuar con comidas y bebidas. Algunos medicamentos para la presión arterial no pueden tomarse con Mrs. Dash, la alternativa a la sal. El Lipitor no puede tomarse con jugo de pomelo.
  3. ¿Puedo triturar estas pastillas? Me cuesta tragarlas.
    No es seguro triturar algunos medicamentos antes de tomarlos. Las pastillas de liberación prolongada, por ejemplo, están diseñadas para que el cuerpo absorba el medicamento a medida que pasa el tiempo. Si las tritura, el medicamento se liberará demasiado rápido y esto podría causar efectos graves en el cuerpo. Si le cuesta tragar, pregúntele a su médico si hay algún líquido que pueda tomar. O podría haber un medicamento similar.
  4. ¿Interactúan los medicamentos que mi médico quiere que tome con algún remedio natural o las vitaminas que tomo?
    Quizás piense que los suplementos de hierbas o los tés son seguros porque son “naturales”. Aun así, pueden causar interacciones y efectos secundarios. Pregúntele a su médico o farmacéutico si los medicamentos naturales, los suplementos o las vitaminas que toma se pueden tomar de manera segura con sus medicamentos recetados.
  5. ¿Puedo interrumpir este medicamento por mi cuenta?
    Nunca interrumpa un medicamento sin hablar con su médico. Es importante tomar todos los antibióticos, por ejemplo, para garantizar que todas las bacterias hayan sido eliminadas y no vuelvan. Y si efectos secundarios, como náuseas o problemas para conciliar el sueño, lo hacen querer saltarse el medicamento, hable con su médico de inmediato. Podría haber otros medicamentos que sean más fáciles de tolerar.

Después de todo, los medicamentos solo ayudan cuando los toma.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE