Skip to main content

Descanso para los cuidadores

Café expreso con una flor dibujada en la espuma.

AYÚDESE Y AYUDE A SU SER QUERIDO TOMÁNDOSE TIEMPO PARA USTED.

Tomarse tiempo libre cuando cuida de un ser querido puede parecer egoísta. Lo cierto es que, en realidad, al tomarse ese descanso, se está ayudando y está ayudando a su ser querido. Como es de esperar, los cuidadores que recurren a los servicios de relevo son más felices y están menos estresados. El cuidado de relevo también ayuda a su ser querido. Según un estudio reciente publicado en The Journals of Gerontology, los pacientes que recibieron cuidado de relevo tuvieron menos problemas de comportamiento y durmieron mejor por la noche que aquellos cuyos cuidadores no se tomaron ningún descanso ocasional.

Luego de una ajetreada temporada de vacaciones, podría necesitar tiempo para usted. Consulte al administrador de atención de su ser querido acerca de los servicios de relevo. O pídale a un amigo o a un familiar que se haga cargo por unas horas para que usted pueda tener tiempo de relajarse. ¿Necesita inspiración? Aquí vamos:

REÚNASE CON UN AMIGO

Tomen un café, miren vidrieras, vean una película. Cualquier actividad que elija, compartirla con alguien que puede hacerlo reír y sonreír es tiempo bien utilizado.

SALGA A CAMINAR

Un paseo tranquilo al aire libre o en un museo podría ser el botón de pausa que su mente necesita.

ENCUENTRE LA CALMA COLOREANDO

No cabe duda de que los libros para colorear para adultos son la nueva manía. Estos libros ofrecen una oportunidad de escape sin dejar solo a su ser querido. Y no solo eso: colorear es una estupenda manera de liberar estrés y funciona de la misma manera que la meditación.

TRANSPIRE

¿Cuál es su manera de ejercitar favorita? El ciclismo, la marcha rápida, el yoga y el taichi lo relajarán y energizarán.

REDESCUBRA SU PASIÓN

Ponga en marcha ese libro de recortes que dejó de lado, pruebe nuevas recetas o busque sus agujas de tejer. Tómese un tiempo para hacer las cosas que solía disfrutar.

ELIMINE EL ESTRÉS

Un baño caliente ayuda a calmar la mente y los músculos. Agregue sales de Epsom y unas gotas de aceites esenciales, como el de lavanda para conciliar el sueño.  

TOME UNA SIESTA

Una pequeña siesta puede ser el reinicio que está necesitando. Limítese a siestas de 20 minutos, unas ocho horas antes de irse a dormir, para evitar sentirse atontado o desvelado por la noche.

DESE EL GUSTO CON LO QUE LLAMAMOS “PÉRDIDA DE TIEMPO”

Los cuidadores están acostumbrados a estar activos todo el tiempo. Dedique unos minutos a escapar con revistas tabloide, una aplicación tonta en el iPad, escuchar canciones de musicales o armar un rompecabezas.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE