Skip to main content

La alimentación para los adultos mayores

Un plato de comida saludable.

Estos nutrientes son especialmente importantes para los adultos mayores de 65 años. Si su dieta no es suficiente, estos son algunos consejos que lo ayudarán a asegurarse de ingerir lo que es necesario.

Una buena alimentación es importante para todas las personas, pero llevar una dieta saludable y equilibrada suele resultar más difícil con la edad. Las personas mayores pueden tener menos apetito. Quizás necesiten evitar ciertos alimentos. O quizás tengan menos dinero para gastar en alimentos saludables o dificultades para ir a la tienda. Más de la mitad de los adultos de más de 65 años que ingresan a un hospital no ingieren alimentos lo suficientemente nutritivos. Con el tiempo, la mala alimentación puede empeorar las enfermedades crónicas. Además, puede incrementar el riesgo de infecciones y retardar la cicatrización.

Aquí incluimos algunos nutrientes especialmente importantes para los adultos mayores, con consejos para asegurarse de que estén ingiriendo la cantidad suficiente:

La vitamina B12 puede ayudar a proteger contra la demencia, las enfermedades cardíacas y los problemas de equilibrio. Los adultos mayores pueden tener dificultades para absorberla de los alimentos.

  • Solución: comer más pescado, carne magra, pollo, huevos y lácteos. Considere tomar un suplemento de esta vitamina.

El calcio es importante para tener huesos, músculos y nervios saludables. Las personas tienen a ingerir menos calcio a medida que envejecen.

  • Solución: tres porciones de leche descremada o lácteos por día. La col rizada, el brócoli y el salmón enlatado (sin piel, pero con huesos triturados) y los jugos fortificados con calcio son otras buenas fuentes. Los batidos caseros podrían tentar a aquellos con poco apetito.

La vitamina D ayuda al cuerpo a procesar el calcio y a mantener la densidad ósea. Nuestro cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone al sol. Si no sale o no puede salir todos los días, su cuerpo podría no producir suficiente de esta vitamina.

  • Solución: tres porciones de alimentos fortificados con vitamina D, como leche o cereales, por día. La vitamina también se encuentra naturalmente en el salmón, el atún y los huevos.

El potasio ayuda a disminuir la presión arterial. Muchos adultos mayores no reciben la cantidad recomendada.

  • Solución: frutas y verduras en todas las comidas. El aguacate, las naranjas y los frijoles secos (especialmente los frijoles negros), las ciruelas pasas, las ciruelas y las papas con piel son alimentos muy ricos en potasio.

Las fibras ayudan a evitar la constipación. Además, pueden ayudar a disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y prevenir la diabetes de tipo 2. La mayoría de los estadounidenses ingieren solo aproximadamente la mitad de la cantidad de fibras recomendada.

  • Solución: comer muchos cereales integrales, frutos secos, frijoles, frutas y verduras.

El agua es esencial para una buena salud. A medida que envejecemos, nuestra sed disminuye. Algunos medicamentos incrementan el riesgo de deshidratación.

  • Solución: beber de cinco a ocho vasos por día, incluso si no siente sed.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE