Skip to main content

La relación entre los carbohidratos, la insulina y el Alzheimer

Un plato de alimentos saludables.

ES POSIBLE QUE UNA DIETA CON MUCHOS HIDRATOS DE CARBONO ESTÉ RELACIONADA CON UN DETERIORO COGNITIVO LEVE.

Sabemos que una dieta con muchos alimentos ricos en almidón puede provocar diabetes y enfermedad cardíaca. Los alimentos ricos en almidón son hidratos de carbono. Algunos estudios demuestran que este grupo de alimentos puede estar relacionado con un deterioro cognitivo leve (DCL). El DCL puede ser una forma temprana del Alzheimer, pero no siempre provoca esta enfermedad.

Un estudio reciente de Mayo Clinic determinó que las personas mayores que llevaron una dieta con muchos alimentos ricos en almidón tenían una probabilidad cuatro veces mayor de desarrollar DCL. Una dieta con contenido elevado de azúcares aumenta el riesgo. El estudio también determinó que comer proteínas y grasas magras de fuentes saludables ayudó a mantener el cerebro saludable.  

Los investigadores aún no saben qué ocasiona el Alzheimer. El deterioro cognitivo puede ser el resultado de muchos factores. De todas formas, es una buena idea prestarle atención a su dieta e intentar comer alimentos que puedan ayudar a que el cuerpo y el cerebro se mantengan saludables.

La importancia de la insulina

La insulina es una hormona que el cuerpo usa para muchas funciones. Una función es mantener saludables las células del cerebro. 

Los alimentos que contienen hidratos de carbono, o carbohidratos, aumentan los niveles de glucosa en sangre (la glucosa es un tipo de azúcar). Existen dos tipos de carbohidratos. Los carbohidratos complejos son más difíciles de digerir y hacen que el azúcar en sangre aumente de forma lenta. Los carbohidratos refinados o simples se digieren con rapidez y hacen que los niveles de azúcar en sangre aumenten rápidamente. Una dieta con muchos carbohidratos refinados podría generar resistencia a la insulina con el tiempo.

La resistencia a la insulina ocurre cuando las células dejan de responder a esta hormona. Cuando esto sucede, el cuerpo genera más insulina. La resistencia a la insulina puede causar diabetes de tipo 2. Con el Alzheimer, algunas partes del cerebro se vuelven resistentes a la insulina. De hecho, las personas que tienen diabetes tienen el doble de probabilidades de desarrollar Alzheimer.

Equilibre su plato

Las fuentes buenas de carbohidratos complejos son las verduras, las frutas, los frijoles secos y los granos integrales. Estos alimentos le dan energía al cuerpo. Contienen fibra, vitaminas y minerales. Los carbohidratos refinados provienen de los azúcares (incluso la miel), jugos de fruta, pan blanco, arroz blanco, productos de pastelería, refrescos y alimentos procesados.

Para que su cerebro se mantenga saludable, evite los carbohidratos refinados e incorpore grasas y proteínas saludables. Piense en las proporciones de su plato. La mitad debe contener verduras sin almidón, como verduras de hojas verdes, brócoli o pimientos. Un cuarto debe incluir proteínas saludables para el corazón, como salmón, pollo sin piel, hamburguesa de pavo, carne magra o cerdo desgrasado. El último cuarto del plato debe contener un carbohidrato complejo con mucha fibra, como arroz integral, pasta de trigo integral, cebada, quinua o incluso maíz o guisantes. En cuanto a los postres, guarde el pastel para darse un gusto especial y elija frutas frescas en su lugar.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE