Skip to main content

Planificación de la atención de su ser querido

Un médico tomando la presión arterial de un paciente.

SIGNOS DE QUE SUS PADRES MAYORES PODRÍAN NECESITAR CUIDADO Y APOYO ADICIONAL

Puede que resulte difícil darse cuenta de que sus padres, las personas que lo cuidaron, necesitan ayuda para cuidarse. También puede ser difícil hablar con ellos sobre esta necesidad. Iniciar esta conversación de forma temprana, mientras sus padres están en buen estado de salud y pueden tomar decisiones, le permite a usted hacer planes y tomar medidas para asegurarse de que sus padres reciban atención de excelencia y sigan siendo lo más saludables posible, durante el mayor tiempo posible. 

Mientras ayuda a sus padres a envejecer, manténgase atento a los cambios en su salud física y emocional, y su capacidad para hacerse cargo de sus propias necesidades. Hágase estas preguntas sobre cada padre:

  • ¿Su padre perdió peso, especialmente sin querer?
  • ¿Tiene problemas para manejarse de forma segura por la casa?
  • ¿Tiene problemas para bañarse, vestirse y cuidarse?
  • ¿Faltó a sus citas médicas?
  • ¿El humor o la personalidad cambiaron de manera repentina o significativa?  
  • ¿Tiene problemas para realizar las actividades habituales?
  • ¿No toma los medicamentos como le indicó el médico? 
  • ¿No puede manejar de forma segura?

Si respondió “sí” a alguna de estas preguntas, es una buena idea pedirle al médico de su padre que evalúe su salud y sus necesidades. Además, debe continuar atento a si presentan grandes cambios y tratarlos juntos. Tarde o temprano, muchos padres mayores tienen problemas físicos o emocionales. Si cuenta con un plan para ocuparse de estos cambios, estará mejor preparado para ayudarlos a recibir la atención médica necesaria y los servicios de atención a domicilio más efectivos.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE