Skip to main content

Vivir con una enfermedad cardíaca

Un estetoscopio sobre un corazón de plástico.

QUÉ ESPERAR Y CONSEJOS PARA MANTENERSE EN BUEN ESTADO

Si usted o un ser querido tienen una enfermedad cardíaca, su corazón no funciona tan bien como debería. Es posible que no esté recibiendo suficiente sangre o que no pueda bombear la cantidad suficiente por todo el cuerpo.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

La enfermedad cardíaca o la insuficiencia cardíaca pueden provocar dolor en el pecho (también llamado angina), latidos irregulares, aumento de la sudoración, falta de aire, debilidad o mareos. O bien pueden provocar un ataque cardíaco con síntomas como dolor en el pecho, falta de aire, vómitos, aturdimiento o dolor que se extiende a la espalda, la mandíbula o el brazo. Estos síntomas nunca deben ignorarse, especialmente si usted o un ser querido ya tuvieron un ataque cardíaco. También se deben observar otros síntomas, como aumento de peso repentino, falta de aire, fatiga extrema, hinchazón de las piernas o el abdomen, problemas para dormir, tos seca o sibilancias, ya que podrían ser indicadores de una afección cardíaca que empeora.

TRATAMIENTO

La forma en la que se trata la enfermedad cardíaca depende de su gravedad y síntomas. No se puede curar, pero sí controlar. En general, su médico recomendará una combinación de medidas que puede tomar, como las siguientes:

Tomar medicamentos para tratar la presión arterial alta, el colesterol y la angina, de ser necesario.

Seguir una dieta saludable para el corazón (como comer menos sodio y grasas), evitar o limitar el alcohol, y controlar su peso.

Adaptar su estilo de vida para poder descansar más, dejar de fumar y ejercitarse según las recomendaciones de su médico.

A veces, se necesita una cirugía para reparar un corazón dañado o crear una derivación de una arteria bloqueada para aumentar el flujo sanguíneo al corazón. La recuperación después de la cirugía requiere supervisión médica para evitar complicaciones.

CÓMO MANTENERSE BIEN

Si sigue el plan de tratamiento de su médico, es posible que pueda evitar que la enfermedad cardíaca empeore. Después de comenzar el tratamiento, su médico querrá verlo con regularidad. Si tiene problemas para modificar su estilo de vida, lo ayudará a encontrar alguna manera de hacerlo. También verificará cómo funcionan estos cambios y sus medicamentos para mantener la enfermedad cardíaca bajo control. Si tuvo un ataque cardíaco, es posible que su médico le recomiende un programa de rehabilitación cardíaca, donde recibirá ayuda con ejercicios, control del estrés, asesoramiento nutricional y otros métodos para reducir el riesgo de tener futuros problemas cardíacos.

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE