Skip to main content

Vivir con una enfermedad pulmonar

Una fotografía dibujada de los pulmones.

QUÉ ESPERAR Y CONSEJOS PARA CONTROLAR LOS SÍNTOMAS

Si usted o un ser querido tienen un diagnóstico de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), quizás toda la familia esté respirando con dificultad porque no sabe qué esperar. Las dos formas más comunes de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son la bronquitis crónica y el enfisema. La bronquitis crónica significa que las vías respiratorias que conducen a los pulmones están inflamadas y parcialmente bloqueadas con exceso de moco. El enfisema se produce cuando los sacos alveolares de los pulmones están dañados y retienen aire. Muchas personas que sufren EPOC tienen una combinación de bronquitis crónica y enfisema.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Si los pulmones reciben menos aire, una persona puede experimentar varios síntomas.

  • Dificultad para respirar
  • Falta de aire
  • Sibilancias, tos
  • Debilidad
  • Agotamiento
  • Pérdida de peso
  • Labios y piel azulados

Es posible que también tenga resfríos frecuentes o infecciones respiratorias. Algunas personas que tienen EPOC también tienen asma.

TRATAMIENTO

La EPOC es una enfermedad progresiva y a largo plazo. No se puede curar, pero sí se puede controlar, en particular si comienza el tratamiento antes de que la enfermedad haya avanzado.

Su médico y su equipo de atención a domicilio pueden ayudarlo a aliviar los síntomas, frenar el daño de la enfermedad en los pulmones y llevar una vida más activa. Esto por lo general incluye lo siguiente:

  • Dejar de fumar y evitar el tabaquismo pasivo. Fumar es la principal causa de la EPOC.
  • Tomar medicamentos a largo plazo y de acción rápida. Esto incluye usar un inhalador de forma correcta.
  • Hacer cambios en su casa para quitar posibles partículas irritantes de los pulmones. Esto puede ayudar a reducir los problemas respiratorios.
  • Asegurarse de comer sano, ejercitarse y controlar el estrés, según las recomendaciones de su médico.
  • Es probable que obtenga resultados mucho mejores si combina estas estrategias en lugar de implementar una sola. 

CÓMO MANTENERSE BIEN

La mejor manera de mantenerse en buen estado es seguir el plan de tratamiento de su médico. Podrá controlar los síntomas y sentirse mejor. También frenará la progresión de la enfermedad y evitará complicaciones (como infecciones respiratorias, desnutrición y depresión).

Después de comenzar el tratamiento, programe ver a su médico con regularidad para que verifique si su plan de tratamiento está ayudando a aliviar los problemas respiratorios. Es probable que su médico le haga una prueba respiratoria sencilla llamada espirometría, que mide el funcionamiento de los pulmones. Si los síntomas empeoran, es posible que su médico también solicite una radiografía de tórax o una tomografía (TC).

Acerca del autor

Equipo editorial de VNSNY CHOICE